Nunca Rendirse

“No rendirse jamás es una consigna que denota coraje, fe y determinación. “

¿Pero es posible discernir cuándo en realidad estamos mostrando obstinación, irrealismo o puro miedo a enfrentar la derrota? Los líderes de Alemania y Japón cuando en la SGM ignoraron los hechos que les mostraban que la derrota era inevitable y siguieron llevando a millones de personas al desastre nos dieron una lección de lo que no hay que hacer.

He corrido decenas de carreras y aún no he saboreado el amargor del abandono. He podido completarlas todas, unas veces cumpliendo mis objetivos y otras con tiempos desastrosos, pero nunca he tenido que abandonar.

Cada año, cuando me enfrento al maratón me pregunto si esta vez la carrera me vencerá y pienso: ¿tendré la inteligencia y la madurez emocional necesarias para aceptar la derrota y no caer en una absurda obstinación que pueda causar daños innecesarios e irreparables? Espero ansioso la oportunidad de aprender esta lección.

No rendirse no significa no salir derrotado. Las derrotas cimientan los éxitos. Si las victorias no justifican pagar cualquier precio por ellas, menos aún se justifica en las derrotas de aquellos que lucharon hasta el final engañándose a sí mismos y pagando un precio inasumible.

JG